¿Qué hace un técnico en refrigeración?

Hoy en día, las vocaciones técnicas han ganado popularidad en todo el mundo, llamando la atención de muchas personas en el campo de la refrigeración y aire acondicionado, debido a la gran demanda de empleados en este oficio y a los salarios que ofrecen. 

Existen diversas empresas que se dedican al mantenimiento, la reparación y la instalación de equipos de refrigeración. Asimismo, estas empresas ofrecen diferentes artículos y prestan servicio al cliente tanto durante como después de la venta.

Por lo tanto, para ofrecer el mejor servicio al cliente, los técnicos en refrigeración deben tener conocimientos tanto teóricos como prácticos en este campo.


Tanto la refrigeración como el aire acondicionado forman parte de la Ingeniería de la Refrigeración, una disciplina de la ingeniería que forma a expertos y técnicos en los métodos, el funcionamiento y el diseño de sistemas de refrigeración para una gran variedad de empresas.

La carrera técnica de refrigeración y climatización, por otra parte, es una de las más demandadas, debido a su importancia en los sectores manufacturero y comercial. Por ello, trabajar para una empresa o por cuenta propia es una fantástica alternativa para ejercer este puesto de trabajo.

Funciones

  • El técnico puede realizar trabajos de instalación, así como asegurar el buen funcionamiento, el mantenimiento y la operación de diversos sistemas de refrigeración.
  • Trabajan principalmente para laboratorios, empresas comerciales o públicas que necesitan conservar alimentos y en otros lugares de este tipo.
  • Asimismo, se trata de un puesto muy importante que requiere una amplia gama de habilidades y conocimientos.

Habilidades de un buen técnico

Los técnicos deben recibir una formación que les enseñe las ideas y principios fundamentales de la refrigeración, así como las herramientas que deben utilizar y las peculiaridades de cada equipo. En consecuencia, un técnico debe poseer las siguientes habilidades:

  • Encontrar un problema y solucionarlo.
  • Adaptar los componentes según sea necesario.
  • Instalar las piezas una por una.
  • Realizar el mantenimiento preventivo de las unidades.